Finanzas Personales

La situación actual del sector financiero en España

Existen muchas personas con ganas de conseguir más. Algunos se comienzan a plantear la compra de una casa propia o que quizás ha llegado el momento de renovar el coche de la familia. Otros, en cambio,  tienen ánimos de repuntar en términos económicos y conseguir alguna clase de emprendimiento que les dispare los ingresos.

 

En cualquiera de eso momentos, la opción más evidente y validada para acercarse a las metas personales son los benditos créditos. Pero, ¿cómo está la situación económica en España? ¿Es seguro tomar esa clase de riesgos?

 

Los resabios de la crisis

 

Es evidente que la situación financiera en España y el mundo no ha vuelto a ser la misma desde el estallido de la crisis inmobiliaria el año 2008. Es más, en España hay momentos en que esta inestabilidad pareciera seguir sumamente vigente, al ver tasas de población pasiva sumamente elevada, pensiones mezquinas y deficiencia en la remuneración de los trabajadores.

 

Los factores que pueden determinar este convulso contexto son varios. Lo cierto es que en términos financieros se van dando un montón de cambios que el sistema digiere sobre la marcha y que posibilita este clima de incertidumbre.

 

Posiblemente el elemento más relevante en toda esta inestabilidad sean las constantes transformaciones que provoca la tecnología, redefiniendo algunos campos que parecían inmutables hace décadas atrás.

 

El desbalance de los grupos económicos

 

Estos continuos avances tecnológicos han comenzado a descentralizar las actividades comerciales y sus operaciones. A nivel mundial, por ejemplo, han surgido nuevas divisas electrónicas denominadas “Bitcoins” las cuales no necesitan de los bancos para funcionar, alejando los grandes capitales del flujo tradicional.

 

En España la cosa no es muy diferente. A pesar de que el interés económico se ha ido restableciendo con el paso de los años, el escenario bancario se encuentra actualmente en constante descenso.

 

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, el año 2017 la plantilla de empleados en bancos se redujo un 10% con respecto al año anterior. Esto se debe a la escasa actividad presente en dicho sector, catapultada por la aparición de nuevos competidores.

 

Pero ojo, que esos nuevos competidores podrían venir a beneficiar el emprendimiento y representar una oportunidad única para tus intereses económicos.

 

Oportunidades únicas

 

Una de las aristas que más llama la atención es la inevitable democratización del comercio y de sus canales de venta. Ya no es necesario contar con una tienda física, puesto que las transacciones de investigación, cotización y compra se realizan a través de la web.

 

Esto otorga un sinfín de posibilidades que años atrás hubieran resultado impensables. Por ejemplo, una persona puede subir fotografías de su ropa a Facebook y generar ingresos utilizando esa vitrina “pública”. Asimismo, alguien puede afiliarse a Amazon y conseguir comisiones por las ventas referidas.

 

Es en este sentido que la evolución tecnológica resulta sumamente prometedora para los usuarios comunes y corrientes de Internet. Por supuesto, si quieres embarcarte de manera más seria en una aventura comercial, puedes pedir un crédito y montar una página web que genere gran cantidad de visitas y ventas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *